Dos caminos: Altruismo o egoísmo

Feb 26, 2024

El cardenal Thomas Collins en el Rally Serra US 2024, Miami, FL, Misa del Viajero, 18 de enero de 2024

A menudo he pensado que una de las mejores líneas de apertura de cualquier libro se encuentra en un libro llamado “La Enseñanza de los Doce Apóstoles”, de alrededor del año 105 más o menos. Muy pronto, comienza con: “Hay dos caminos: el camino a la vida y el camino a la muerte, y hay una gran diferencia entre ellos”.

Entiéndalo bien; Hay una diferencia significativa entre ellos. De hecho, podríamos ir un paso más allá: hay dos caminos: el camino hacia el altruismo y el camino hacia el egoísmo, y hay una gran diferencia entre ellos.

El altruismo es el camino a la vida: vivir en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. El misterio más íntimo de todo es la Santísima Trinidad; la relación desinteresada y generosa del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Esta relación personal dentro de la unidad del único Dios es la imagen y semejanza en la que estamos hechos. Por lo tanto, estamos destinados a actuar en este mundo, en nuestras relaciones personales con los demás, ese amor desinteresado y generoso en el corazón mismo de Dios.

No debemos orar solo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, aunque todos nuestros sacramentos se hacen en el nombre de la Trinidad. Comenzamos las oraciones en el nombre de la Trinidad, pero debemos vivir en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo llevando vidas desinteresadas, no en el nombre de la trinidad impía de Mí, Yo y Yo; Eso es egoísmo. La letra “I” es muy pequeña y, sin embargo, al menos en el idioma inglés, ocupa un lugar central en la palabra “pecado” y “orgullo”. A menudo pienso en personas que han causado problemas en la historia, por ejemplo, Enrique VIII, que martirizó a grandes santos como John Fisher y Tomás Moro. Enrique VIII, creo, se explica por el egoísmo, la forma de volverse hacia adentro, implosionando como agujeros negros en el espacio que están tan llenos de sí mismos que ni siquiera la luz escapa. Podríamos llegar a estar tan llenos de nosotros mismos que ni siquiera el amor se escapa. Ese no es el camino; El egoísmo no es el camino. El altruismo, ¿cómo es?

Pues bien, la segunda persona de la Santísima Trinidad, eternamente en esa gran realidad, no se aferró a su igualdad con Dios, sino que se despojó de sí mismo, se soltó y llevó su vida humana hasta la muerte en una cruz. “Que vuestra mente sea como la suya”, dice San Pablo en la carta a los Filipenses. Eso es altruismo; Así es como debe ser. Nos encontramos en eso, y eso es cierto para todos nosotros en nuestra vida de discipulado.

¡Oh, el poder de ese pequeño y poderoso pronombre perpendicular!

Como retrata mi programa de comedia favorito en YouTube, una comedia británica llamada “Yes, Prime Minister”, hay un personaje, Sir Humphrey Appleby, un burócrata aristocrático que reporta a Jim Hacker, el político.

Sir Humphrey ha metido la pata, ha cometido un error, y se presenta temblando ante el jefe, diciendo: “Odio decírselo, pero el responsable de este terrible desastre es uno al que tengo la costumbre de referirme por medio del pronombre perpendicular”.
Hacker pregunta: “¿Qué?”, y Humphrey dice: “Fui yo”. Así que ese es el asesino: el pronombre perpendicular.

Ese es uno de los fundamentos. Al igual que la historia del gran capitán de barco que, a pesar de sus poderosas habilidades de navegación, tenía una pequeña tarjeta que decía: “Estribor está a la derecha, babor está a la izquierda”.

El egoísmo es muerte; El altruismo es vida, y hay una gran diferencia entre ellos. Por lo tanto, tenemos que gobernar nuestras vidas de esa manera.
Cuanto más busquemos nuestra agenda, sirviendo secretamente al “Yo, a mí mismo y al yo”, más estaremos implosionando en nosotros mismos, agobiados. Cuanto más nos olvidamos de nosotros mismos, más nos encontramos a nosotros mismos.

Como dijo el Señor: “Es muriendo que vivirás”. Cuanto más morimos a nuestro ego, más nos encontraremos llenos de alegría, porque la felicidad siempre entra por la puerta trasera, nunca por la puerta principal, cuando la estamos buscando. Viene por la puerta de atrás cuando nos olvidamos de ella y solo tratamos de servir a otras personas. Esa es la única manera.

Mirando las lecturas de hoy, nos hablan de eso. Ciertamente, el Evangelio lo hace. El hombre para los demás es el mismo Señor Jesús, que no se aferró a su igualdad con Dios, sino que sirvió constantemente.

Mark es fantástico. El Evangelio de Marcos es la voz de Marcos, pero las palabras de Pedro, la persona que siempre salta de la barca. En el Evangelio, la gente se agolpa alrededor de Jesús. Quiere escaparse a orar; se amontonan de nuevo. Se da a sí mismo. Él no dice: “Vuelve más tarde; Estoy poniendo mi mundo en un contestador automático”. No, él no hace eso. Parecen ovejas sin pastor, así que se lanza al servicio.

En la primera lectura, vemos a Saúl y a su hijo Jonatán y su relación con David. David, una estrella en ascenso ungida por Samuel, estaba haciendo grandes cosas. Saúl, lleno de envidia, está listo para clavarlo en la pared con una lanza. Jonathan, el príncipe heredero, tiene todo el derecho a sentir envidia, pero no lo es. Demuestra una amistad desinteresada. La amistad divide las penas y duplica las alegrías. La amistad de Jonathan no es posesiva; No está en esto por sí mismo. Incluso cuando es una desventaja para él, piensa en su amigo. Esta noble amistad debe ser modelada en nuestras propias vidas, en todas nuestras relaciones con otras personas.

Hay dos caminos: el camino a la vida y el camino a la muerte, el camino al altruismo en la imitación de Cristo y el camino al egoísmo. Hay una gran diferencia entre ellos. Debemos entregarnos al Señor con el corazón, la mente y el alma para que podamos ser siervos abnegados del Señor Jesús.

En nuestras oraciones por las vocaciones, oremos para que todos los que se presentan para diversas vocaciones en la iglesia sean personas que simplemente digan: “Aquí estoy, Señor; Vengo a hacer tu voluntad”.

“Venga tu reino, hágase tu voluntad”. No: “Venga mi reino, hágase mi voluntad”.

“Habla, Señor; Tu siervo te está escuchando”. No: “Escucha, Señor; Tu siervo está hablando”.

He aquí la sierva del Señor: todo se reduce a la abnegación, a vaciarnos de nosotros mismos, para que el Señor Dios pueda venir y encontrar un camino a nuestros corazones.

Amén.

Resources

كيف نما نادي ميامي سيرا أضعافا مضاعفة

كيف نما نادي ميامي سيرا أضعافا مضاعفة

إنهم يسمونها معجزة ميامي. شهد نادي سيرا في ميامي مؤخرا زيادة قياسية في العضوية بفضل الجهود المتضافرة والمتعمدة للغاية في حملة العضوية. انتقل النادي من 9 أعضاء إلى 130 في غضون أشهر ، وقال سيرانس الذي سهل الحملة إن الاتصال الشخصي هو المفتاح. فيما يلي خمسة عناصر رئيسية...

Come and See: We are All Called to Vocation

Come and See: We are All Called to Vocation

Cardinal Luis Antonio Tagle of Manila at the 80th Serra International Convention, Chiang Mai, Thailand, June 23, 2023 Our convention is a good time to reflect on the reality of vocation in the life...

The Communion of Vocations

The Communion of Vocations

Cardinal Marc Armand Ouellet at the 80th Serra International Convention, Chiang Mai, Thailand, June 23, 2023 My heartfelt thanks to Serra International for inviting me to celebrate its 70th founding...

Basilian Seminarians in Mexico

Basilian Seminarians in Mexico

An Unforgettable Trip Made Possible by International Cooperation among Serrans When a group of Basilian seminarians recently went on retreat in Mexico, several Serra Clubs came together and offered...

A Year of New Growth in 2023

A Year of New Growth in 2023

Given by Greg Schwietz at the Chiang Mai, Thailand, Serra Convention, June 22, 2023   Your Eminences, your Excellencies, Reverend Fathers, Sisters, Serrans and guests; Thank you for the...

An inviting Gift: Serra Invitation Coin

An inviting Gift: Serra Invitation Coin

For many priests, invitation was a key factor in entering the seminary —being personally asked to consider a priestly vocation. When Cardinal Thomas Christopher Collins addressed Serrans at their...

A Vision for the Year Ahead

A Vision for the Year Ahead

New Serra International President Kurt Metyko’s speech at the 2023 Convention... Your Eminences, your Excellencies, Reverend Fathers, Sisters, Brothers, fellow Serrans and guests: First, I would...

What is a Culture of Vocations?

What is a Culture of Vocations?

We use this term a lot in Serra. Creating a Culture of Vocations in parishes and dioceses is our primary strategy to achieve our Serra mission. But what does it mean? How do we know we have achieved...

Serrans Celebrate 75th Anniversary

Serrans Celebrate 75th Anniversary

By Fr. Ken Schuckman - Diocese of Wichita The Downtown Serra Club of Wichita will commemorate its 75th anniversary as a club of Serra International Thursday, March 9. In preparation for the event,...

Serra Meets: Meeting Recap

Serra Meets: Meeting Recap

At the most recent Serra Meets session, Mother Clare Matthiass, Franciscan Sisters of the Renewal (CFR), discussed her charming children’s book, The Unsolvable Problem, which introduces young...

Who is at the Center of Your Prayer?

Who is at the Center of Your Prayer?

Today's Readings The parable of the Pharisee and the tax collector going to the temple to pray was a way for Jesus to show that merely following the rules and going through the motions of...

Actions Speak Louder Than Words

Actions Speak Louder Than Words

Today's readings While many difficult decisions as well as physically and emotionally challenging acts were achieved by St. Joseph, the earthly foster-father of Jesus, he has not one speaking line...

Are You a Comfortable Catholic?

Are You a Comfortable Catholic?

Today's readings In today’s Gospel, the mother of two of Jesus’ disciples recognizes His greatness and authority. She asks Him to command her sons to sit at His right and left hand – presumably, in...

To Know Mercy

To Know Mercy

Today's Readings Throughout his ministry, Jesus urges us to strive for perfection, especially in our capacity to love and to forgive. The reason for this is simple: we fail. A lot. We make mistakes,...

The Spiritual Works of Mercy

The Spiritual Works of Mercy

Today's Readings In today’s Gospel, Jesus teaches how to pray. We call it the “Lord’s Prayer” and it covers just about everything one needs – for oneself. Still, there is prayer for others – for...